miércoles, 13 de febrero de 2013

¡Mágicos fuegos artificiales!


Al pie de la cama, estas sentado con un libro en las manos. De cuando en cuando sonríes. Pero tus ojos se están fuera de las páginas de "Norwegian Wood". Están perdidos en la nada.
¿Realmente estas leyendo o será que tu mente esta en Boo Ya' Moon?
A fuera el ruido es infernal. A veces siento que estoy en medio de una guerra. Tú a pesar de ello, sigues sonriendo. El libro suavemente se desliza de tus manos hacia la cama y luego cae al piso. Tu sonrisa sigue ahí. Quieta. Incolora. Triste.
Poco a poco se desvanece de tus labios delgados y ahora pareces volver a la realidad. A aquellos sonidos de guerra.
Caminas por la habitación. El ruido infernal, no me deja pensar. Pero necesito hacerlo. 
Te levantas de la cama. Te aprietas la cien con ambas manos. Parece que fueras a estrujarte la cabeza con ellas. Tu rostro se enrojece. 

— Te extraño — la palabras se escapan de tus labios

Abres los cajones, tiras la ropa. Sacas una maleta. Metes un poco en ella. Metes mi ropa en tu maleta. Un frasco de pastillas rojas caen al suelo. Tú rostro enrojecido, triste, sudoroso, perturbado.

— ¿Cómo? — me preguntas y suena tan irreal 

Caes a la cama, cómo un bulto seco. No lloras. No haces ruido. Pareces eso, solo un bulto seco.
Los fuegos artificiales estallan con más fuerza. La calle infesta de olores, colores y gritos. Tus manos intentando tocarme. Mis manos frías intentando tocar las tuyas, desaparecen.

4 Comentarios Histericos:

VampirexOfxThexOpera dijo...

Se mató con pastillas :(

Sweet dijo...

es perfecto!

Gaaby dijo...

Es increíble, aunque sea pequeño *-*
Me encanta como escribes ;)

Eliana dijo...

que buena interpretación para unos "fuegos artificiales" estaba cansada de leer cosas que solo usaran ese concepto para los sentimientos de un beso :)

 

Blog Template by BloggerCandy.com