sábado, 30 de marzo de 2013

Esto nunca fue amor



Estoy en un hotel con mi enamorado. Y hasta ahora no entiendo cómo accedí a venir aquí. No quiero acostarme con él, pero tampoco tengo el coraje de decirle que no. Él ahora está sacando condones del dispensador y yo sólo pienso en que me quiero ir. Tengo miedo, esta sería mi primera vez y no estoy segura de que quiero que sea con él. Ahora ha entrado a la habitación y me besa, me toca el cabello, las piernas. Yo trato de frenarlo, pero ya me lanzo a la cama y está quitándose la ropa. Le digo que necesito ir al baño, me dice que me calme, que me quiere. Corro y me encierro. Él está en la puerta esperándome. No quiero salir. Orino por tiempos, estoy echa un manojo de nervios. El abre la puerta del baño, olvide ponerle seguro. Me saca de ahí, me besa, me lleva a la cama. Dice que no haremos nada si no estoy segura, pero a la vez me está abriendo la blusa. Le digo que mejor nos vamos, me dice que ya pago el hotel. Ahora él está desnudo, y me besa tan fuerte que me duele. Me ha quitado la blusa y el sostén. Yo lucho por que no termine de arrancarme los pantalones. Al final lo logra y quedo solo en calzón. Ahora se echa a mi lado y me acaricia. Cálmate tontita, me dice y me besa otra vez. Yo lo beso temblando, y sin darme cuenta quedo desnuda. Ahora intenta penetrarme, le digo que mejor no, que me duele. Intento levantarme, pero no me deja, se echa encima de mí y sujeta mis muñecas. Bésame, me dice mientras insiste una vez más. Lo empujo, pero él me jala, me echa en la cama, me abre las piernas. Grito, pero él me dice que me calle, que demuestre que lo quiero. Le digo que no quiero hacerlo, que mejor nos vamos, pero él ya está acomodando sus piernas entre las mías, forcejeándome, hasta que siento un dolor insoportable. Ha entrado en mí y una lágrima se escapa de mi ojo derecho. Él sonríe y se mueve despacio, luego rápido. No puedo más con el dolor, quiero llorar, pero me da vergüenza. ¿Cómo se puede llamar a esto hacer el amor, si sólo el disfruta mientras yo me desgarro? Por un momento la saca y me siento aliviada, me quiero levantar, pero él me lo impide. Se está poniendo el condón. Le digo, que me siento mal. Él dice que me calme, que ya va a terminar, que me deje llevar. Vuelve a penetrarme y siento que los muslos van a explotarme de dolor. Basta por favor, le digo. Pero el sigue encima de mí moviéndose sin escucharme. Al fin termina. Se suelta de mí y me queda mirando raro. Tú no eres virgen, me dice. Yo le digo que lo era hasta hoy, me levanto de la cama con dolor. Él me da la espalda y comienza a ponerse la ropa. Si fueras virgen, sangrarías, lo único que has hecho es un teatrito. Yo lo miro y no me la creo. Asustada y llena de dolor me meto al baño. Me arde todo, pero más que nada me duelen sus palabras. Hago pis y al secarme veo sangre en el papel. Abro la puerta del baño y se lo muestro. Mira, si he sangrado, es mi primera vez. Pero él mira con recelo el papel. Ya con la ropa puesta, solo atina a decirme: Apúrate si quieres que te acompañe a tomar tu carro, tengo cosas que hacer. 

- carolinatasayco, 2013

11 Comentarios Histericos:

Brokeheart dijo...

Me gustó. No es algo extraño, más común de lo que creemos de hecho.
Mis ojos están quemados de tanto estudiar, pero me di el tiempo de leerlo, y me agradó :).
Está de más decir que el tipo es un maldito, pero se entiende..es inherente.

Ángela S. González dijo...

O.o

Genial! Como todo lo que publicas, me encanta lo que escribes, es tan... Realista, hermoso.

Xoxo

Angie

Sweet dijo...

me gustó mucho :), me encantó como esta relatado, vivido y con temor...
La primera vez de una mujer no debería ser con alguien cruel y que se dejen porque las "AMAN".

Es muy bueno :}

VampirexOfxThexOpera dijo...

Desgarrador, pero me suenta tan familiar por haberlo escuchado ya varias veces de conocidas, amigas y familiares. No tan solo la traumó en algo tan genial como su primera vez sino que además la humillo con el estupido mito de que la mujer debe sangrar. Me encantó la historia, muy realista; eres una genio mujer :)

Lizzie dijo...


Buena historia, real y desgarradora , gracias por ponerla , me hiciste identificarme un poco, me alegra (:

claudia becerril dijo...

es tan increiblemente buena y al mismo tiempo verdadera,la forma en nos transmites este tipo de hictorias es genial

Trini* - un considerable manojo de momentos - dijo...

Fuerte, muy fuerte.
Me gusta esa manera de relatarlo y hacer vibrar el corazón con esas palabras.

Trini* - un considerable manojo de momentos - dijo...

Fuerte, muy fuerte. Gran relato, haces vibrar esa sensación de saber que el otro es un tremendo inservible.
Pero, nada...me gustó la historia

Anónimo dijo...

Esto es tan real. Porque los hombres se molestan tanto. Y otra cosa que me molesta es porque ellos no quieren usar preservativos. Porque nos cuesta tanto mandarlos a la mierda? Si ya hay algo que no nos gusta

Unknown dijo...

Basicamente te violo. Que triste y desesperante, y seguro no poder compartirlo con quienes te rodean por que te juzgarian de una u otra manera.

Tenia 20 cuando paso. No fue por amor, sino por curiosidad y rebeldia, pues queria saber que tanto era eso que querian proteger mi mama y mi abuela de que pasara. El tenia 24, pense que sabria lo que hacia pense que era buena opcion. Fuimos al motel, recuerdo pensar cuando me penetro y senti dolor "Ahora voy a saber lo que se sien..." y termino! Mi primera vez no duro ni 10 segundos. Muy frustrante. Recuerdo regresar a casa muy enojada con el y pensando que tonta fui.

Anónimo dijo...

Sin duda esto fue una violación, muy triste, una realidad que a la mayoría de las chicas nos pasa, :(.

 

Blog Template by BloggerCandy.com